8 acciones que un inversionista en arrendamiento debe hacer

Muchos propietarios cometen el error de aceptar la solicitud de alquiler de cualquier individuo que se les presente, con el objetivo de encontrar un ocupante y evitar que la vivienda permanezca vacía.

Sin embargo, ignoran la gran importancia que tiene colocar restricciones al momento de elegir a un nuevo residente, puesto que se debe asegurar que la persona con la que se hará un negocio sea de absoluta confianza, así no habrá malos entendidos, conflictos y pérdidas económicas. Por lo tanto, si no eres selectivo con tus posibles arrendatarios te expondrás a ser víctima de fraudes, robos, daños físicos al inmueble y otros problemas.

  1. Evaluar a los usuarios

Busca asesoría legal para conocer cuáles son los requisitos que debes solicitar para verificar la responsabilidad e integridad de los interesados en optar por el servicio que ofreces. Algunos de los documentos principales que tendrás que exigir son:

  • Fotocopia del carnet de identidad.
  • Carta de antecedentes penales.
  • Carta de trabajo.
  • Referencias bancarias.
  • Balance de ingresos.
  • Referencias personales.

También debes fijarte en aquellos papeles estipulados en la regulación legal pertinente.

  1. Asegurar la redacción de un contrato completo

A la hora de concretar un negocio, es indispensable que se acuda a un experto en el ámbito legal, quien se encargará de respaldar tus intereses por medio de un documento que establezca las condiciones con las que se desea trabajar. Al mismo tiempo puedes estipular el precio y lapso de tiempo de la negociación.

Aunque parezca un simple papel impreso, un contrato representa la protección a tus inversiones, porque de suscitarse un inconveniente entre las partes involucradas, se recurre al contrato. Si alguno de los dos está incumpliendo con las reglas pactadas deberá responder ante las instituciones judiciales.

  1. Conocer la normativa legal

Es necesario que estudies las leyes que están relacionados con tu área de trabajo. Cada acción que realices tendrá una consecuencia y puede que por el desconocimiento de la información cometas errores que puedan perjudicarte de gran manera.

Sin embargo, no debes pasar por alto la labor de los abogados. Indudablemente en estas situaciones no puedes negarte o resistirte a buscar sus servicios. Ve por su asesoría, el dinero que gastes en pagar sus honorarios será una inversión a largo plazo, pues te exoneran de problemas futuros.

  1. Aceptar a inquilinos tal y como son

El respeto siempre ha sido la base para una buena relación, cuando se habla de trabajo pasa lo mismo. Si ofreces un servicio debes hacerlo de la mejor forma, siendo educado y evadiendo cualquier actitud que pueda ser percibida como discriminación. Y más si la ley ampara a los inquilinos que argumenten que han sido víctimas de exclusión por su género, orientación sexual, raza, estrato social, religión o discapacidad física.

  1. Prestar atención a la competencia

Se entiende que eres el dueño de tu negocio, así que tú decides dónde comprar y el monto a asignar al alquiler de tus propiedades. No obstante, tienes que tomar en cuenta que no eres el único proveedor de arrendamientos, existen muchos inversionistas en este campo.

Además de ser tu competencia, se convierten en tu referencia, puesto que puedes guiarte de los precios que manejen. Así sabrás si manejas un precio justo o si por el contrario estás cobrando muy por debajo que el resto. También es importante que consultes el mercado porque de esa forma podrás determinar qué zona es más rentable para comprar una vivienda y luego alquilarla.

  1. Aplicar un plan de estrategias eficaces

La organización es de gran ayuda para un buen desempeño. En contraposición, la carencia de técnicas de trabajo tendrá como consecuencia una serie de irregularidades que afectarán de alguna manera tus finanzas.

En cambio, si te detienes a realizar un análisis del mercado y luego procedes a planificar cuáles serán las tácticas que vas a desarrollar para mejorar la calidad de los servicios que ofreces, aumentarás tus ingresos.

  1. Actuar en equipo

Aunque te esfuerces por hacerte cargo de las diferentes áreas que ocupa la inversión de rentas, siempre se te terminará escapando algún detalle. Lo más recomendable es la creación de un equipo de trabajo que esté constituido por un abogado, corredor inmobiliario, administrador de propiedades y contador de bienes raíces. La fusión de estos cuatro integrantes hará que tus movimientos sean precisos y efectivos, asegurando el éxito de tus transacciones.

  1. Mantener el inmueble

La estética de tu vivienda es muy importante al momento de ofrecerla para arrendar. Es por esta razón que debes preocuparte por conservar el buen estado se su infraestructura y de los electrodomésticos que la misma dispone.

Se sugiere que se haga un seguimiento mensual del mantenimiento de todas las áreas de la casa o habitación alquilada para supervisar que todo esté marchando en orden y se le esté dando el uso adecuado a las instalaciones.